Denuncian a policías por levantar y torturar a viejito de Dzidzantún

Dzidzantún, Yucatán; 7 de febrero de 2019 (ACOM).- Presuntos policías estatales de civiles, sin orden de cateo, ingresaron a la casa de Francisco Escamilla Pérez de 79 años de edad, donde causaron destrozos, robaron 36 mil pesos además que “levantaron” y torturaron a golpes al anciano discapacitado para sacarle información de su hijo, acusado de venta de drogas.

Ayer alrededor de las 18:00 horas, cuatro agentes arribaron a la calle 21 por 2 y 4 de comisaría de San Francisco y sin orden de cateo, ingresaron al predio marcado con el número 110, donde se encontraba el hombre de 79 años de edad quien está ciego de un ojo y además es medio sordo.

Con violencia sacaron al anciano para hacerlo abordar un auto de color rojo con placas de circulación YWh-870-A, mientras un agente lo retenía en el vehículo, los otros tres  destrozaron su casa ante el reporte de que el lugar funciona como bodega de drogas.

A pesar de destrozar toda la casa, los uniformados no encontraron ningún tipo de sustancia ilegal, pero sí la cantidad de 36 mil pesos que terminaron robando.

Francisco Escamilla por una hora y media fue torturado con golpes en el estómago.

El afectado señaló que los oficiales se cubrían la mano con una camisa de color blanca para pegarle mientras le hacían preguntas del paradero de su hijo Silvano Melchor Escamilla, quien desde hace unos años es señalado como distribuidor de droga en la zona.

Los oficiales al ver que el señor presentaba problemas de salud, lo dejaron en libertad a las afueras de la población, en el tramo carretero Dzidzantún – Santa Clara, donde vecinos de un fraccionamiento cercano le brindaron apoyo y dieron parte a sus familiares.

El viejito fue valorado por un médico particular quien corroboró los hematomas a la altura abdominal del lado derecho y presión elevada.

Ante dicho acontecimiento, sus familiares decidieron interponer una denuncia contra los servidores públicos, quienes desde meses atrás han hostigado y dado levantones a sus familiares, quedando registrado con el número de averiguación previa A1-a1/00611/2019.

En la denuncia se señaló el robo de 36 mil pesos, dinero destinado para la construcción de un cuarto para un familiar que llegaría del estado de Chiapas para cuidar a Francisco Escamilla.

Señalaron que en la detención también participaron elementos de la SSP, el primero identificando como el oficial “Sansores”  (a) “el Choche” a bordo de la unidad 6309 y César Canché, en la unidad 6311, todos bajo el mando del comandante el “Rojo”.

Familiares denunciaron que durante los hechos, se pidió apoyo a las autoridades municipales, pero el director de la policía municipal, José Zapata, se negó y descartó que se trate de un “levantón”, pues son policías estatales y federales “investigando”.

Familiares del viejito pidieron al  gobernador Mauricio Vila,  investigar y poner un alto al hostigamiento, pues en repetidas ocasiones y sin ninguna orden, primos, tíos y sobrinos han sido violentados por autoridades federales y estatales. Responsabilizan a los policías de lo que le pase a la familia.

Comentarios de Facebook:

comments