Periférico de Mérida, más mortal que la influenza AH1N1

Mérida, Yucatán; 21 de julio de 2018 (ACOM).- El anillo periférico de la capital yucateca se ha convertido en una de las vías más mortíferas del estado, acumula hasta el momento 20 víctimas de enero a la fecha.

Ser atropellado en el anillo periférico de Mérida es tan mortal como la influenza AH1N1, que lleva 12 decesos en esta temporada en la entidad.

René Flores Ayora, ingeniero de tránsito, señaló que las autoridades estatales se han negado a darle atención, prioridad a la señalización, protección al peatón y medidas más enérgicas contra los conductores que circulan a altas velocidades y manejando con su celular en las mano.

Lamentó que, con el deceso de una persona anoche, una vez más por atropellamiento, suman 20 víctimas por siniestros viales en esta ruta circular.

«¿Es un número de muertos que a nadie le importa?, ¿ni al Consejo Consultivo de Vialidad del estado de Yucatán?», cuestionó el entrevistado.

Flores Ayora señaló la urgente necesidad de establecer medidas preventivas y correctivas para el uso de esta vía, tareas que competen a las autoridades estatales, específicamente a la Secretaría de Seguridad Pública.

Dijo que en 2017 esta vía de comunicación acumuló un total de 28 siniestros mortales; y este año podría superarse por mucho esta cifra y no hay medidas para poner un alto. En la temporada de verano, el periférico de Mérida registra ya 5 decesos.

«Hace falta iluminación, señalización, control de velocidad para conductores que circulan muy por arriba del límite permitido que debe de ser de 80 kilómetros por hora, dependiendo del carril de uso, pero una vez más la autoridad es omisa e irresponsable», sostuvo.

En cualquier parte del mundo un solo siniestro sería suficiente para establecer medidas mucho más rígidas para las personas que cruzan la vía, pero también para los conductores.

«Medidas para las personas que circulan en bicicleta, motocicleta y triciclos y que no miden distancias y tiempos de vehículos que viajan a velocidades inmoderadas y muchas veces alcoholizadas, con música a todo volumen o con su celular en la mano», señaló.

El anillo periférico registra más de 100 siniestros viales mortales en los últimos 6 años y no hay medidas que exijan la responsabilidad de la autoridad para responder a este tipo de problemas.

Dijo que la seguridad vial es un tema que no toma con responsabilidad por parte de las autoridades, reclamó nuevamente, mucho menos por las personas que conducen y tienen la responsabilidad de un vehículo y las vidas que traslada.

«No hay campañas preventivas, no hay información, no hay pasos peatonales suficientes y estratégicamente ubicados para que las personas no tengan que arriesgar su vida cruzando esta vía mortal, no hay iluminación en muchos tramos, para cruces nocturnos, tampoco supervisión de patrullas para tramos donde decenas de personas, principalmente estudiantes van de un lado al otro de la ciudad por necesidades escolares», remarcó.

Recordó que aunque ya empezó la temporada veraniega, en Yucatán aún no existe una campaña emocional objetiva de prevención en materia de la seguridad vial.

Flores Ayora urgió a las autoridades a realizar una campaña emocional para la seguridad vial, el objetivo es concienciar, transmitir información sobre las causas y efectos ante situaciones cotidianas por el tránsito de esta vía.

Comentarios de Facebook:

comments