Empresario yucateco, vinculado a Roberto Borge por lavado de dinero y despojos en Tulum

CANCÚN.- El empresario yucateco Ermilo Castilla Roche es investigado por la Procuraduría General de la República (PGR) como presunto responsable del delito de lavado de dinero por más de 30 millones de dólares (510 millones de pesos) en operaciones ilícitas en el ejido Jacinto Pat, del municipio de Tulum, cuyos títulos de propiedad no ha acreditado de manera legal.

Reconocido socio y operador de los ex gobernadores de Quintana Roo y Veracruz, Roberto Borge y Javier Duarte –ambos actualmente detenidos- es señalado también por la PGR de los despojos según consta en el expediente número 803-BIS/2016.

Además, ejidatarios han denunciado los hechos ante el Tribunal Unitario Agrario, con sede en la capital Chetumal, según consta en las carpetas 227/2016-44; 239/2016-44, y 366/2016-44.

En la obtención de esos recursos financieros, el empresario se apoderó de terrenos en la mejor zona de playa de Tulum, y utilizó como gancho a los ejidatarios de Jacinto Pat para “regularizarles” 9 mil 285 hectáreas de tierras de uso común, con la promesa de construir un parque temático en el cenote Dos Ojos, al estilo de Xcaret y Xplor y crear también un mega desarrollo inmobiliario de gran lujo.

La indagatoria de la PGR se basa en varias denuncias de algunos afectados por la venta ilegal de predios registrados con certificados parcelarios apócrifos y endosados a uno de sus prestanombres, Adrián Arturo González Sánchez.

Las demandas que ya comienzan a reunir pruebas testimoniales y documentos probatorios, precisan que Castilla Roche se apoderó de las tierras más valiosas del mencionado ejido tulumense en perjuicio de 172 familias: 3 mil hectáreas con cenotes y accesos a carretera, lo que significa una tercera parte del total de esas tierras por las que pago centavos a los comuneros.

Por su parte, el ejidatario Edilberto Ciau Balam, refirió que Castilla Roche comprometió a la directiva ejidal para la venta, mediante obsequios de aparatos electrónicos y viajes todo pagado a Panamá y a Cuba; además de ofrecerles atractivos incentivos monetarios para cada ejidatario que accediera a vender su parcela.

Para adjudicarse esos predios, el empresario utilizó la “atractiva oferta” de venderle las más de 9 mil hectáreas a inversionistas aeroportuarios, que en un principio construirían la nueva terminal de aviación de la Riviera Maya.

Con el apoyo de sus cómplices políticos, Castilla Roche promovió la venta de esos terrenos y filtró información privilegiada a grupos empresariales para hacer más atractiva la oferta, con lo que logró engañar a varios incautos, ya que vendió varias veces los mismos terrenos y que le ha significado un pingüe negocio.

Para que no le fueran confiscados los 30 millones de dólares (unos 510 millones de pesos) obtenidos por ventas ilegales de los predios de Tulum, Quintana Roo, Castilla Roche abrió una cuenta en el banco Suizo ‘Lombard Odier’ en el que depositó también cuantiosas sumas de dinero.

Además de esas operaciones referidas, el empresario se dedicó a blanquear dinero de las acciones ilegales tanto de Roberto Borge como de Javier Duarte, por lo cual, Castilla enfrenta hoy diversos procesos legales iniciados por operadores del ex mandatario quintanarroense, así como por acreedores defraudados y personas a quienes vendió terrenos en Tulum y que de forma tramposa e inescrupulosa, revendió a otros individuos.

Asimismo, el empresario de origen yucateco, avecindado en su niñez y juventud en Veracruz, se relacionó con el ex gobernador, Javier Duarte y en conjunto con la relación que existió con el otrora mandatario de Quintana Roo, Roberto Borge Angulo, se confabuló con ambos políticos para apoderarse de miles de hectáreas ejidales en ambas entidades, en perjuicio de ejidatarios y particulares. (FUENTE: AGENCIA SIM)

Comentarios de Facebook:

comments