Celestún, Yucatán; 26 de noviembre de 2021.- En una audiencia realizada en el Juzgado Primero de Control del Cuarto Distrito Judicial, con sede en Umán, el Juez dictó la vinculación a proceso por el delito de ataques peligrosos y lesiones calificadas contra servidor público, en contra de L. A. G. C., tras los hechos ocurridos en el puerto de Celestún, donde resultó lesionado un elemento de la policía municipal.

De acuerdo con los datos integrados en la carpeta de investigación de la causa penal 58/2021, los hechos ocurrieron el pasado 15 de octubre, a las afueras del domicilio ubicado en el citado puerto, donde de manera sorpresiva el encausado le lanzó un tajo con un cuchillo a la oficial Y.M.S.R., causándole lesiones que tardan en sanar menos de 15 días, por lo que fue detenido y turnado a la Fiscalía.

Durante la audiencia, representantes de la Fiscalía General del Estado (FGE) presentaron los datos de prueba para sustentar la solicitud de vinculación a proceso, pero la defensa del imputado pidió la suspensión condicional del proceso, misma que fue concedida por la Juez por un plazo de nueve meses.

Entre las condiciones impuestas se estableció que el imputado se compromete a residir en el domicilio proporcionado a la autoridad judicial y a no acercarse a la víctima ni a su domicilio ubicado en el citado puerto en un radio de 100 metros.

Asimismo, deberá abstenerse de consumir drogas, estupefacientes y bebidas alcohólicas, por lo que tendrá que someterse a dos pruebas antidoping a realizarse en marzo y julio próximos.

El encausado también deberá someterse a un tratamiento médico o psicológico, obtener un empleo para el cual se le da un plazo de mes y medio, no puede poseer armas ni portar armas, no puede verse implicado en otro proceso penal de índole doloso, tiene prohibido salir del Estado sin autorización judicial y tiene que presentarse a firmar los primeros cinco días hábiles de cada mes en la agencia del ministerio público de Hunucmá.

Lo anterior aunado a la cantidad de 10 mil pesos que se le pagó a la víctima en la audiencia inicial por concepto de reparación del daño.