Mérida, Yucatán; 5 de marzo de 2022 (ACOM).- La Arquidiócesis de Yucatán anticipó que se espera la normalización de varias actividades de cuaresma y semana santa para este año, ante el establecimiento del semáforo epidemiológico en verde, producto de la baja en el número de contagios por Covid-19.

El arzobispo, Gustavo Rodríguez Vega, señaló que, aunque no hay cambios en cuanto a las medidas de salud ni aforo para la realización de oficios religiosos, se espera que haya más participación de la gente en las actividades litúrgicas y de reflexión que acompañan a esta importante época para los fieles católicos.

«Esta ves muchos eventos serán a puertas abiertas. Yo creo que las procesiones que se hacen al aire libre son menos peligrosas, así que yo creo que todo volverá a la normalidad en esta semana santa», externó.

«Yo creo que, en el caso de la iglesia, será más tema de que la gente se anime a salir y acercarse y cada vez vienen más personas a las celebraciones», agregó.

Actualmente, los templos religiosos deben tener hasta un 75% de su capacidad, según lo dispuesto por las autoridades de salud, además de que deben contar con protocolos de desinfección.

En lo que respecta a las actividades de Semana Santa, municipios como Baca y Acanceh están en preparativos para la realización de sus viacrucis vivientes, aunque el primero informó que lo hará con público, mientras que el segundo, está a la espera de las notificaciones oficiales, pues se trata del más grande del Estado.