Tizimín, Yucatán; 26 de noviembre de 2019 (ACOM).- A sus trece años un menor intentó robar en una tienda de celulares, por lo que terminó en el área de retención de menores infractores de la Policía Municipal.

Ayer, agentes municipales y estatales se movilizaron tras recibir el reporte de un robo en proceso que se realizaba en un centro de atención telefónico ubicado sobre la calle 46 entre 45 del centro de la ciudad.

De inmediato arribaron al sitio los oficiales quienes ya habían implementado un operativo.

La encargada del comercio señaló que dos menores ingresaron al lugar y pidieron el precio de un teléfono de la marca Alcatel 3C, valuado en $2,799.

Uno de ellos le arrebató el aparato y salió corriendo del sitio, un cliente se percató de los hechos y le dio alcance para después entregárselo a los policías.

La encargada del lugar señaló que por tratarse de un menor de edad la dueña del comercio no presentaría denuncia alguna, pero sí pasaría a la comandancia para llegar a un arreglo con los padres del menor infractor quien estuvo bajo resguardo de los oficiales especializados en el área de menores infractores.

Lo que sorprendió a los testigos es que el supuesto ladrón únicamente tenía 13 años de edad.