Mérida, Yucatán; 20 de enero de 2021 (ACOM).- Trabajadores de la construcción tuvieron un cierre de año decoroso, pues buena parte de ellos logró mantener su empleo y sus ingresos, reportó el Sindicato de Alarifes y Trabajadores de la Construcción.

Bernabé Chan Castañeda, líder de esta agrupación estatal, informó que la ocupación de los obreros fue del 75% pese a la contingencia por coronavirus, algo que logró mantenerse desde que estos retomaron sus labores en junio del 2020.

«El año cerró bastante bien, porque fuimos unas de las actividades que más apertura tuvieron y las obras que se licitan a final de año, vienen a ayudar en parte a la apertura de obra. Entonces, eso, a la ocupación del trabajador, le favorece», explicó.

Apuntó que fue justamente la iniciativa privada quien mantuvo, en gran medida, la posibilidad de que las obras pudieran estar a flote pese a la difícil situación económica que enfrentó Yucatán, luego de que se registrara una importante caída en la inversión para infraestructura por parte de los gobiernos.

Dijo que es probable que estas cifras se mantengan, al menos, a inicios del 2021, toda vez que haya mayor certeza en cuanto al combate a la pandemia del COVID-19.

«El año va a pintar igual hasta que la salud todavía no esté al 100% restablecida en cuanto a la pandemia», finalizó.