Mérida, Yucatán, 27 de febrero de 2020 (ACOM).- Tras la adhesión de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) al paro nacional de mujeres, alrededor de 500 empresas afiliadas al Centro Empresarial de Mérida, analizar las condiciones para ser parte de la protesta que se realizará el lunes 9 de marzo.

El director de la Coparmex-Mérida, Eduardo Espinosa Corona, precisó que es potestad de cada compañía o negocio determinar las condiciones en las que se sumarán, ya sea de manera parcial, suscribir la demanda o realizar algún acto interno con la participación de sus colaboradoras, según las necesidades productivas del centro laboral.

En otros casos, las empresas que tienen centrales corporativas requieren de permisos y validación de sus directivos nacionales para no trabajar ese día y sumarse a la exigencia nacional contra la violencia hacia las mujeres.

“Más allá del llamado y la condición de simpatía por esta causa, es importante decir que no todas las empresas pueden detener sus procesos productivos, porque existen algunas que se desempeñan en sectores estratégicos como el sector salud, alimentario, industrial y de servicios” argumentó.

En el caso de los afiliados a la Coparmex-Mérida, hasta el momento ninguno ha manifestado una negativa, por lo que es posible que muchos de ellos se pronuncien de manera particular.