Ciudad de México; 24 de marzo de 2022 (Excélsior).- Con el objetivo de prevenir hechos violentos como los ocurridos en el partido entre Gallos y Atlas, la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), la Liga MX y la Federación Mexicana de Futbol (FMF) analizan la venta de cerveza o alcohol, el horario y limitaciones para su consumo dentro de los estadios de futbol.

En conferencia en Palacio Nacional, el subsecretario de la SSPC, Ricardo Mejía Berdeja, indicó que además se estudia lo referente a las variantes en venta de cerveza sin alcohol.

«Se planteó, esto se va revisar, no es un tema que se tenga que resolver de manera inmediata, el tema de la venta de consumo de alcohol”, comentó.

El funcionario explicó que tras sostener un par de reuniones con representantes de la Liga MX, así como de la FMF, Mikel Arriola y Yon de Luisa, respectivamente, las autoridades federales y estas dos han llegado a una serie de arreglos.

De acuerdo con Mejía Berdeja, los acuerdos alcanzados son los siguientes:

  • Creación de un mecanismo de intercambio de información en materia de seguridad, así como la prohibición de menores de edad en grupos de animación
  • Enlace de seguridad para revisar el estatus legal de las empresas de seguridad privada, que no tengan sanciones y su responsabilidad operativa
  • Requerimiento de la Liga MX a los clubes de futbol sobre la relación de éstos con empresas de seguridad contratadas
  • Mantener un canal de comunicación abierto cuando se tenga un reporte de la Liga MX sobre adoptar medidas coordinadas en el riesgo de traslado de las porras a fin de alertar a las Mesas de Construcción de Paz y Seguridad

El subsecretario de la SSPC destacó el punto número dos, ya que, afirmó, los hechos violentos del pasado 5 de marzo en el Estadio Corregidora se suscitaron, en gran medida, debido a que la empresa privada contratada para el encuentro entre Gallos y Atlas no estaba capacitada para ello.

«Esto es muy importante porque gran parte de la responsabilidad del evento de Querétaro, fue porque la empresa de seguridad privada, que tenía permiso local y no federal, no contaba con las condiciones para esto”, aseguró.

Sobre ese hecho, informó que, de acuerdo con las autoridades de Querétaro, al momento hay 27 personas detenidas, se han girado 40 órdenes de aprehensión y se han realizado 35 cateos.

“Es una acción de la fiscalía de Querétaro, pero hemos estado en comunicación con el gobernador Mauricio Kuri para ofrecer el apoyo correspondiente”, dijo.