Kinchil, Yucatán, 29 de abril de 2019 (ACOM).- Por pasarse un alto de disco Ángel Aguayo, a bordo de su vehículo Spark, terminó colisionando a un mototaxi de esta localidad.

Alrededor de las 7 de la mañana conducía el automóvil de su centro laboral un poco apresurado pues llevaba a sus hijos a la escuela.

Sus prisas y la falta de precaución lo hicieron ignorar el señalamiento vial que lo obligaba a detenerse y por el contrario se siguió de largo en la callle 23 para chocar del costado izquierdo del tricimoto que guiaba Gabriel Franco Poot (a) «Shilá» quien circulaba, sobre la 16 con preferencia.

Debido al impacto, su única pasajera Reyna Guadalupe Canché, de 44 años, salió proyectada al suelo.

Doña «Lupe», quien era llevada al paradero del Frente Único de Trabajadores del Volante, presentó raspones en rodilla y brazo, siendo atendida por paramédicos de la Unidad 21-G de la Secretaría de Seguridad Pública.

Don Shilá resulto ileso y dijo que los daños de su taxi fueron en la llanta.

Al final, elementos de la Policía Municipal se hicieron cargo del percance para fincar responsabilidades.