Mérida, Yucatán, 23 de junio de 2022.-La Fracción Legislativa del PRI adelantó que votará en contra el empréstito para obra pública solicitado por el Ayuntamiento de Mérida al considerar que no es viable, y recalcó que en el caso de la iniciativa del Gobierno de Yucatán se tendrá que considerar tres puntos fundamentales: conocer a detalle el proyecto del Ie-Tram, analizar la capacidad de endeudamiento del gobierno y valorar la prioridad de esa obra.

 El coordinador de la bancada priísta, Gaspar Quintal Parra, señaló que, al discutirse ambas iniciativas en el Congreso del Estado, continuarán con una postura sustentada en la norma y en la búsqueda de los más altos estándares de bienestar social.

 “Hemos demostrado que realizamos un análisis objetivo e imparcial en las discusiones y, en el momento del voto, una coherencia entre las decisiones, el resultado que se pretende alcanzar y los mecanismos para ello”, enfatizó.

En sentido, dijo que para la solicitud del Ejecutivo de mil 735 millones de pesos que se destinarían para un medio de transporte eléctrico, recalcó que primero es necesario analizar a profundidad el proyecto ejecutivo del gasto planteado.

“Hasta el momento la información con la que se cuenta es únicamente conocida través de los medios de comunicación, por eso se requiere saber a detalle en qué consistirá la obra pública, los montos, su tipo, su ubicación, duración y condiciones de pago, si se prevén mecanismos de participación ciudadana, los impactos en lo económico, ambiental, y social, entre otros. Se necesita esa información para hacer una evaluación de ese proyecto y determinar su viabilidad”, explicó.

Gaspar Quintal indicó que en segundo término se requiere analizar la capacidad crediticia del Gobierno estatal, pues se han hecho empréstitos anteriores que han incrementado la deuda pública en la actual administración, y hay que valorar si existen las condiciones para pagarlo en el plazo establecido.

Y, por último, se necesita valorar la prioridad del proyecto planteado en relación a las necesidades que se tienen en materia de infraestructura en Mérida y al interior del estado, en las que debe existir una atención urgente para resolver otros problemas, como la pobreza extrema.

Sobre el crédito de 350 millones de pesos solicitado por el Ayuntamiento de Mérida, el legislador respaldó la postura y análisis de las y los regidores del PRI en el que consideran que es innecesario el endeudamiento por 15 años.

Recordó que la recaudación municipal superó los mil millones de pesos en relación al año pasado debido al incremento de los impuestos municipales, dinero que podría usarse para la obra pública que se pretende construir, por lo que no es viable autorizar un empréstito. Además, sostuvo, no se especificó en qué se implementarían los recursos, pues únicamente se habla de manera general sobre vialidades e infraestructura.

“La postura de la Fracción del PRI sin duda será debatida, pero nuestros argumentos serán concretos, congruentes y reales; sobre todo, ponderarán el bien común en nuestra entidad y en Mérida”, declaró.