Mérida, Yucatán; 30 de noviembre de 2021 (ACOM).- El Sindicato de Trabajadores del Poder Judicial anunció que efectuará un paro de labores a partir de mañana, luego de no recibir respuesta a varias demandas efectuadas.

El secretario general de la organización, Renán Puc Chi, señaló que la medida obedece a la falta de aumento salarial que han enfrentado los trabajadores, los últimos dos años, y a la negativa de las autoridades a atender esta demanda.

De hecho, para el ejercicio 2022 tampoco se comprendió un eventual incremento a su salario en el presupuesto presentado al Congreso.

«En el 2021 no se otorgó incremento al salario a los trabajadores, por lo que si permitimos que esto ocurra el próximo año, serían dos años de precarización laboral que estaríamos sufriendo», explicó.

«A partir de mañana, 1 de diciembre y hasta que sean atendidas nuestras peticiones, vamos a estar en paro laboral. Iniciamos en los juzgados y áreas administrativas de Mérida, aunque se irán sumando más juzgados. El jueves, se agrega el juzgado mixto y de control de Umán», comentó.

Asimismo, señaló que el viernes 3 de diciembre hará lo propio el juzgado de Izamal y Valladolid; el lunes 6, se hará lo propio en Kanasín; el martes 7, en Progreso y Tekax; el miércoles 8, los juzgados civiles y el juzgado penal; el jueves 9 de diciembre, áreas del Centro de Justicia Oral y, el viernes 10, todos los juzgados ya estarían en paro.

«Esta es una acción que sabemos que va a tener una afectación a la población y les ofrecemos una disculpa, sin embargo, tenemos que emprender una lucha por nuestros derechos laborales, ante un eventual segundo año sin aumento, causando afectación a los trabajadores», dijo.

Señaló que incluso, los trabajadores enfrentan un alza en las cuotas del Isstey, lo que les afecta económicamente, pues su salario no cubre este incremento.

Remarcó que se han efectuado diversas peticiones al Tribunal Superior y al Ejecutivo estatal, recibiendo una respuesta de que sí habría una partida para el aumento, que se confirmó en octubre pasado, que sería del 7%, es decir 24 millones de pesos para mil 200 trabajadores.

Sin embargo, por parte del gobierno estatal no hubo una respuesta que garantice que verdaderamente los trabajadores estarán recibiendo su aumento salarial.

Se informó que los trabajadores estarán a disposición de establecer una mesa de diálogo con las autoridades para llegar a un acuerdo en sus demandas.