Los recientes apagones que han afectado a 2.6 millones de habitantes del país, sobre todo en la Península, han despertado el temor de que estos cortes de energía sean un «ensayo» para un apagón masivo el día de las elecciones, el 2 de junio.

La preocupación es que la tarde del domingo 2, durante el cómputo de votos, más apagones en todo el país dificulten la obtención de resultados a través del Programa de Resultados Electorales Preliminares (PREP), sobre todo porque miles de usuarios de la CFE reportan a diario la falta de luz en períodos prolongados.

Entre el 7 y 9 de mayo, los apagones afectaron a más de 2.6 millones de clientes, equivalente al 5% del total de usuarios de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) según revelaron funcionarios de esa dependencia.

Apagones como ensayo para el fraude electoral del 2 de Junio

Manuel Bartlett, director general de la CFE, reconoció la incapacidad del sistema para atender la demanda pico ocasionada por la “ola de calor”. En mayo, la temperatura fue 1.4 grados superior al mismo periodo de años anteriores, provocando un aumento del 13% en la demanda de energía respecto a 2023. Esta situación adelantó seis semanas la demanda máxima de electricidad, creando un problema supuestamente “imprevisto” para la CFE.

BARTLETT EN MEDIO DE LA POLÉMICA: LA CAÍDA DEL SISTEMA EN 1988

Al actual director general de la CFE, funcionario del gobierno morenista, siempre ha estado en el “foco” de la polémica por el tema de fraudes electorales.

Hay que recordar la famosa “caída del sistema” que ocurrió durante las elecciones presidenciales de México en 1988. Por ello la sombra del fraude, ahora mediante apagones, ronda en el ambiente electoral en el país