Kinchil, Yucatá., 13 de abril de 2019 (ACOM).- Alrededor de dos hectáreas de maleza seca fueron consumidas por el fuego, cuya quemazón se registró detrás de la ex hacienda Santamaría, justo en el entronque del libramiento que va a Celestún.

Por lo que otra vez bomberos del carropipa 794 de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y la cuadrilla de Protección Civil de Kinchil pusieron manos a la obra para sofocar este incendio forestal que amenazaba con tostar una de las casitas de los puestos ambulantes en esta zona.

Mototaxistas de malas

Quienes de plano tuvieron una racha negativa fueron un par de mototaxistas. Al primero, un «autofantasma» lo embistió casi llegando al vecino municipio de Tetiz. El cafre se dio a la fuga.

Sin embargo, el taxista kinchileño, apodado «Caballo», resultó ileso y fue auxiliado por la Policía Municipal, pues su nave acabo severamente dañada.