Mérida, Yucatán, 5 de marzo de 2020 (ACOM).- Al asumir la presidencia de la Coparmex-Mérida, Fernando Ponce Díaz hizo un llamado a combatir la corrupción en todos los frentes de manera consistente y eficaz.

«Influye negativamente en la relación entre gobernantes y gobernados, introduce una creciente desconfianza hacia la autoridad y causa un progresivo menosprecio de los ciudadanos por las instituciones públicas. Es indispensable combatir la corrupción», expuso en su primer mensaje.

Ante el dirigente nacional del sindicato patronal, Gustavo de Hoyos Walter, rindió la toma de compromiso junto con los 38 miembros que integran el consejo directivo para el periodo 2020-2021, luego de concluir la gestión de José Antonio Loret de Mola Gómory.

En su discurso, Ponce Díaz dijo que el reto para empresarios y autoridades es seguir contribuyendo al bien común.

“No se trata de regresar al paternalismo, sino de realizar acciones efectivas que permitan la igualdad de derechos y oportunidades para que cada quien pueda crecer y procurarse su propio desarrollo” precisó.

Teniendo como invitado al gobernador Mauricio Vila Dosal, también afirmó que no puede darse crecimiento económico, desarrollo democrático ni el orden social, sin el estado de derecho.

“En este sentido, es fundamental la decisiva acción gubernamental, para que, en todos los ámbitos y materias, se cumpla con la normatividad jurídica, combatiendo la impunidad y generando confianza en la ciudadanía y en los inversionistas” añadió.

De igual forma hizo notar que si una de las ventajas competitivas de la entidad es la seguridad pública, es prioritario mantenerla, tanto para lograr una mayor eficiencia en el desempeño de las tareas policiacas, como en el importante tema de la prevención, atendiendo aspectos como la violencia doméstica, las adicciones, el desempleo y la cultura de la denuncia.

A nombre de los socios del Centro Empresarial de Mérida, solicitó una vez más al gobierno estatal y municipal trabajar para reducir el ambulantaje, la venta de productos apócrifos y la explotación de menores de edad en el sector laboral.

Por su parte, el presidente nacional de Coparmex, dijo que cuatro grandes retos que el país debe de afrontar de manera inmediata son: la reactivación económica, la defensa de las instituciones públicas -como el INE-, reducir la violencia y propiciar confianza en sector productivo para generar más empresas e inversiones locales y extranjeras.

“México atraviesa por situaciones muy complicadas debido a la falta de confianza de los empresarios para generar mayores inversiones y empleos, como consecuencia de las decisiones erráticas y que dicta el gobierno federal” aseveró.