Mérida, Yucatán; 9 de noviembre de 2019 (ACOM).- Empresarios transportistas lograron acuerdos con autoridades federales y estatales para atender sus demandas, luego de la manifestación del 29 de octubre pasado.

Al respecto, el delegado en Yucatán de la Asociación Mexicana de Organizaciones Transportistas, A.C. (Amotac), Andrés Poot Alonzo, dijo que mediante las movilizaciones, se logró tender el diálogo con la autoridad a fin de que se pueda solventar sus demandas.

En el caso de Yucatán, precisó que la próxima semana se instalará una mesa de diálogo con autoridades y diputados locales, a fin de escuchar los planteamientos de los empresarios del ramo, sobre todo, en materia de cobros.

«Lo que más nos aqueja aquí en el Estado son los cobros excesivos de la carga y descarga de los camiones que ingresan a cualquier punto de la ciudad de Mérida y también, la ley marca que debe haber una central de carga, cosa que aquí en Yucatán no existe y entonces, vamos a ver de qué manera trabajamos en conjunto con el gobierno», dijo.

Aseguró que la intención de los empresarios es la de hacer ver a la autoridad su situación y que estas entiendan «lo fundamental que somos y lo que podemos aportar para el Estado».

Como parte de la manifestación, también llegó al Congreso del Estado una iniciativa para reformar la Ley de Tránsito y de Transporte de Yucatán, de modo que se establezca igualdad a los transportistas.

A nivel federal, los empresarios de este ramo también lograron que el Ejecutivo establezca una mesa de trabajo en la que se recibirán las demandas y se les de atención.

«Se abrieron mesas de gobernabilidad, en las que era importante que estuvieran los actores adecuados, como legisladores de las comisiones de transporte, universidades, Guardia Nacional y SCT», dijo.

«Ahí vamos a mencionar que leyes son las que nos afectan y vamos a comprobarlo porque, en su momento, fueron aprobadas estas leyes y que nosotros sentimos para darle beneficio a los monopolios del transporte», externó.

Precisó que la primera mesa se instalará el martes 12 de noviembre y las labores se retomarán cada semana, según lo acordado entre el ejecutivo federal y los transportistas del país.