Mérida, Yucatán, a 11 de febrero de 2022. La Operación Rescate Perritos de Kukulkán ya tuvo su primer resultado, ya que fue capturado uno de los canes que deambulan por la zona arqueológica de Chichén Itzá y, eventualmente, sería uno de los que se suben al Castillo o Templo de Kukulkán.

Como estaba previsto, de inmediato, el animalito fue trasladado por personal de Cultur -del parador de Chichén- a la clínica veterinaria Planned Pethood para que sea atendido por el MVZ Antonio Ríos Pérez, quien tras valorarlo procedió a esterilizarlo.

Esa operación es parte de lo acordado, sobre todo cuando los perros capturados sean ferales -no domesticados- de manera que no son aptos para dar en adopción, ya que podrían representar un riesgo para las personas, de manera que deben ser regresados a su hábitat.

Además, explicó, no es conveniente atrapar y retirar a todos los perros de la zona porque de manera natural constituyen un “equilibrio de nicho”; es decir, como se dice coloquialmente, ya marcaron su terreno y evitarán que entren más canes a la zona.

-Y como parte del tratamiento es castrarlos ya no hay posibilidad de que se reproduzcan entre los que ya están -recalcó.

¿Es posible que sean llevados a otros espacios diferentes que no sean Chichén?

-Deben ser regresados de donde estaban porque se le estaría poniendo en otro u otros territorios que ya están marcados y tendría que luchar por su supervivencia -respondió.

Informó que el animal llegó lleno de pulgas y garrapatas, de manera que se aplicó un medicamento para que se libere de ellas. También se le aplicó la vacuna antirrábica.

Esto significa que, aunque el perro será regresado a su hábitat, lo hará ya esterilizado, con medicina contra las pulgas y garrapatas, con vacuna antirrábica.

Ríos Pérez también explicó que, afortunadamente, el perro no tiene tumor venéreo transmisible canino (TVT) que afecta frecuentemente la mucosa genital externa de estos animales.

La Operación Rescate Perritos de Kukulkán, que seguirá de manera permanente, está a cargo de Cultur, a petición de las autoridades del INAH, y se hace con la colaboración de Planned Pethood, representada por el MVZ Ríos Pérez; Perpópolis, que encabeza Lourdes Durán, y Cinco Patas, a cargo de Azalía May.

Se pidió el apoyo de estas agrupaciones protectoras de animales, a fin de que los animales tengan un trato digno y se tomen las mejores decisiones en cuanto a su manejo.