Mérida, Yucatán, 30 de junio de 2020 (ACOM).- El presidente de la Sala Especializada en Justicia Penal para Adolescentes del Tribunal Superior de Justicia del Estado, Santiago Altamirano Escalante, informó que en lo que va de la emergencia sanitaria por el COVID-19 se han realizado seis audiencias virtuales, una nueva modalidad que llegó para quedarse.

El magistrado dijo que estos cambios se mantendrán y se perfeccionarán como un mecanismo más ágil en la operatividad, control y seguimiento de los procesos abiertos en favor de las personas que requieren de esta información jurídica.

Impulsor de esta iniciativa, dijo que el objetivo es salvaguardar el derecho a la salud de todas las partes en los procesos judiciales, debido a las recomendaciones y nuevos protocolos que exigen las autoridades de salud.

“Desde el pasado 19 de marzo, el Poder Judicial entró en un receso obligado por la pandemia y por ello, emitió un acuerdo para suspender actividades presenciales. Esto dio la pauta a dar un seguimiento jurídico “en línea” a los casos pendientes que ahora se desahogan”, explicó.

La primera audiencia virtual de la Sala Especial de Justicia Penal para Adolescentes se llevó al cabo el 22 de marzo.

Según el entrevistado, los resultados son significativo porque no sólo se previenen posibles contagios de coronavirus, sino que también se ahorran recursos económicos en los traslados, ya que las partes involucradas no tienen que acudir al recinto judicial y se mantiene un estricto control de la movilidad de los menores involucrados en las faltas.

“Esta medida se ha hecho necesaria, resulta inadmisible que un adolescente permanezca estático ante la acción coactiva del Estado, en un proceso de justicia penal especializada”, argumentó.