Mérida, Yucatán; 7 de enero de 2020 (ACOM).- En el marco de la conmemoración de la matanza de obreros que habían estallado en huelga en una fábrica ubicada en Río Blanco, Veracruz, ocurrida hace 113 años, el dirigente de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesino (CROC), Pedro Oxté Conrado, aseguró que el aumento salarial del 20% no es suficiente para resarcir el daño histórico que un obrero tiene a su poder adquisitivo, por lo que consideró que como mínimo un trabajador debería ganar más de 450 pesos al día.

Durante el acto realizado en el parque Artículo 123, popularmente conocido como “La Plancha”, el dirigente sindical recordó a los mártires caídos en movimientos obreros como lo fueron los trabajadores de la fábrica de Río Blanco, quienes estallaron una huelga un siete de enero del 1907.

Aseguró que en Yucatán también hubo dirigentes sindicales que dieron su vida por mejorar la calidad de vida de la clase trabajadora, como fue el caso de Efraín Calderón Lara “El Charras”, quien aseguró fue asesinado por órdenes del entonces gobernador Carlos Loret de Mola Mediz en el año de 1974.

Al referirse a la brecha salarial actual, Oxté Conrado consideró que si bien el aumento anunciado por el gobierno federal es histórico, este no resulta suficiente debido a la pérdida del poder adquisitivo que por años ha sufrido la clase trabajadora.

“El incremento salarial para este año representa una recuperación en comparación con el poder adquisitivo salarial de hace 35 años, de 8%; sin embargo, para resarcir la pérdida de 75% del poder adquisitivo, el trabajador debería estar percibiendo un mínimo de 450 pesos al día”, aseguró.