Mérida, Yucatán; 25 de julio de 2019 (ACOM).- El comandante de la IX Zona Naval, Humberto Lanz Gutiérrez, aceptó que la captura ilegal de pulpo ha estado presente desde hace varios meses, movida por personas que no tienen “consciencia” por lo que aseguró que se mantiene la vigilancia para evitar que este ilícito continúe.

Entrevistado sobre el tema, precisó que desde hace tiempo se tiene reportes de pesca furtiva de este producto, cuya temporada de captura iniciará oficialmente hasta el uno de agosto.

“Desde que se cerró la veda el año pasado hasta la fecha, siguen sacando pulpo de manera ilegal porque está prohibida la pesca y ha habido varios aseguramientos de pulpo. Esa es una situación de falta de conciencia de mucha gente. Yo siento que no tienen arraigo por este estado y vienen a enriquecerse de manera, ahora si que en lo más rápido que encuentran”, aseveró.

Las propias cooperativas pesqueras han señalado su preocupación por la depredación que hay de pulpo, lo que genera que la biomasa del producto se vea afectada y sobre todo, su precio ya no sería atractivo para la pesquería esta temporada.

Desde principios del año, se ha registrado el aseguramiento de varios kilos de pulpo capturado fuera de temporada en diversos puntos del Estado, como Sisal, Progreso y Dzilam de Bravo.

En ese tenor, Lanz Gutiérrez reiteró que tanto las comunidades pesqueras como las autoridades se han encargado de cuidar el producto para evitar la depredación.

“La comunidad es la dueña natural de lo que está en la costa, pues cuida que esto no se acabe porque el día que se acabe, habrá afectaciones. Estamos en eso (en la vigilancia) todas las instituciones municipales, como estatales y federales, estamos en la cuestión de evitar que este tipo de actividades se realicen”, dijo.

Por otro lado, rechazó que la Marina haya tomado conocimiento de un encallamiento en Arrecife Alacranes el fin de semana pasado, al asegurar que se trató de una información imprecisa.

Comentó que hasta ahora no tiene reportes de ningún evento de este tipo, más que del apoyo brindado a una embarcación que sufrió un desperfecto mecánico.