El candidato morenista Bayardo Ojeda Marrufo informó que solicitó al Instituto Nacional Electoral (INE) que se implemente el protocolo de protección federal para su persona ante las amenazas que recibe para obligarlo a renunciar a su postulación.

“Siento miedo, recibo mensajes y llamadas con insultos agrediendo mis preferencias sexuales” expuso.

Sostuvo que legalmente la coalición “Seguiremos Haciendo Historia” no puede “tumbarle” la candidatura porque ya vencieron los tiempos para la sustitución de las personas registradas ante la autoridad electoral.

El único camino que queda es que acepte renunciar y por esa razón atribuye las presiones que ejerce gente relacionada con Joaquín Díaz Mena, candidato a la gubernatura.

Protección federal ante incremento de amenazas

Según dijo, vehículos rondan su domicilio y los mensajes de voz que recibe son amenazantes y le advierten que le “sacarán los intestinos a machetazos”.

Durante el encuentro de los medios de comunicación, Ojeda Marrufo reprodujo uno de los audios que llegaron a su teléfono.

En ellos, se escucha la voz de un hombre que realiza una serie de expresiones peyorativas en las que lo tachan de puto, entre otros insultos.

Bayardo Ojeda se declaró públicamente gay y acusó que se emprende una campaña de odio en su contra ante su negativa de renunciar.

Dijo que ya presentó las respectivas denuncias penales en la fiscalía yucateca por las amenazas que podrían poner en peligro su vida.

Responsabilizó directamente a Díaz Mena y al abanderado a la alcaldía de Mérida, Rommel Pacheco Marrufo.

Recalcó que no se bajará de la candidatura porque representa a la comunidad LGBTIQ+ y su postulación obedece a una acción afirma que se ganó por su militancia en la izquierda yucateca.

Leer también:  Bayardo Ojeda y mil morenistas se suman a Renán y Cecilia

Sostuvo que no hay contradicción al sumarse a las campañas de Renán Barrera Concha y Cecilia Patrón Laviada porque no asume otra militancia.

Reiteró que ni Díaz Mena, ni Pacheco Marrufo representan los intereses de Morena en Yucatán.