Valladolid, Yucatán; 20 de septiembre de 2022 (ACOM).- La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Yucatán (Codhey) evalúa aplicar el Protocolo de Estambul, en el caso de la persona a la que agentes de la Policía Municipal de Valladolid le habrían amputado una mano.

Al respecto, Miguel Oscar Sabido Santana, presidente del organismo, informó que este solicitó apoyo a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) para verificar si es viable aplicar dicho protocolo, el cual establece una investigación y documentación efectiva sobre tortura y tratamiento crueles, inhumanos o degradantes.

«Vamos a determinar si es viable aplicarlo y en su caso realizarlo para determinar esta posible tortura», señaló.

Refirió que la persona en cuestión sigue viviendo en Valladolid, lo que se determinó luego de hallarla, tras varios días de no tener contacto.

En torno a la investigación, refirió que se entrevistó a elementos policiales, aunado a que la Codhey recibió informes de las policías municipales de Valladolid y Chemax, así como del hospital donde la presunta víctima fue tratada, aunque señaló que se va a pedir más información.

Insistió en que se estableció que sí hubo una amputación de la mano del sujeto, aunque sigue sin conocerse la causa, pese a que este insiste en que fueron los policías quienes lo mutilaron, como castigo por robar.

Las corporaciones policiales informaron que sí fue detenido, aunque este fue liberado, por lo que dijeron desconocer si este se lesionó.

Remarcó que los agentes municipales de Valladolid que habrían participado en la detención de la persona siguen trabajando porque se dicen inocentes de las acusaciones en su contra.