Mérida, Yucatán; 30 de septiembre de 2020 (ACOM).- Estudiantes y docentes se verán afectados con la cancelación del programa de escuelas de tiempo completo, por lo que se buscaría que la Federación de marcha atrás a esta medida, según precisó el Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE).

Ayer, la Secretaría de Educación del Gobierno del Estado de Yucatán (Segey) informó que el Gobierno federal no consideró recursos para este programa en el presupuesto de egresos 2021, lo que impediría la operación de 600 escuelas locales que funcionan bajo este esquema.

Al respecto, Ricardo Espinosa Magaña, secretario de la sección 33 del SNTE, refirió que los niños serán los más afectados por esta política, aunque también reconoció que el personal docente, directivos y trabajadores, sufrirá los estragos.

“Sin duda, ahí hay una afectación, son 4 mil 700 empleados que están viendo un riesgo. En consecuencia, es un ingreso que dejarían de percibir”, externó.

Las autoridades educativas locales aseguraron que este año hubo una reducción presupuestal para el programa, pues en 2019 se asignó 220 millones de pesos, mientras que en 2020, solo se recibió 107 millones de pesos, lo que generó que solo se le pagara a los maestros sus salario hasta junio.

Ante este panorama, el SNTE señaló que se inició un diálogo con legisladores federales y autoridades educativas para buscar que el programa no desaparezca en 2021, y que incluso, se convierta en una política educativa permanente en todo el país.

“Una de las peticiones es que deje de ser programa, que no cada año estemos pensando que hay más o hay menos o como ahorita, que desaparezca. Este programa nació a petición de madres y padres de familia que en situación de vulnerabilidad y la situación de apoyo para con sus hijos, la jornada se amplía”, refirió Ricardo Espinosa.

Se informó que el programa de escuelas de tiempo completo opera en 96 municipios yucatecos, beneficiando a 87 mil estudiantes.