Izamal, Yucatán; 29 de noviembre de 2020 (ACOM).- Previo al inicio de la segunda asamblea de seguimiento del proyecto del Tren Maya, campesinos protestaron y reclamaron la falta de información sobre el proceso de indemnización que el gobierno federal, a través de Fonatur, realizará en el ejido de la ciudad de los cerros.

Los ejidatarios cuestionaron al Fonatur de negociar con el licenciado William Gorocica May, quien se hace pasar como el representante del ejido de Izamal a pesar de que el proceso de elección para el que fuera electo fue impugnado.

Los quejosos estuvieron encabezados por José Elías Canché, jefe del consejo indígena de Izamal.

Por el alboroto, Antonio Vidal del Instituto Nacional de Pueblos Indígenas (INPY) y Elías Araujo de Fonatur dialogaron con los inconformes. Estos entregaron diversos oficios y peticiones sobre la manera en que desean que se realicen las negociaciones de indemnización de sus tierras por medio de asambleas públicas y transparentes.

Después de breves momentos se permitió la entrada de un representante de los campesinos de Izamal a esta asamblea.