Mérida, Yucatán; 20 de junio de 2022.- Ante la presentación del Decreto por el que se Reforman, Adicionan y Derogan diversas disposiciones del Reglamento de la Ley General para el Control de Tabaco, por parte de la Secretaría de Salud a la Comisión Nacional Regulatoria (CONAR), la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida rechaza dicha iniciativa por atentar contra el libre comercio.

La Canaco Mérida señala que su postura deriva, en el Decreto, que prohíbe la exhibición del
tabaco en los negocios establecidos, por ser un punto que no tiene fundamento jurídico que
derive de la ley, pues su inclusión en el reglamento implicaría que el Poder Ejecutivo asume
funciones de legislador.

Además, esa iniciativa presentada, en su artículo 50 bis contraviene al 23 de la Ley General para el Control de Tabaco, que se refiere a la publicidad, promoción y patrocinio, no así a la venta y/o comercialización de los productos, al imponer que los puntos de venta deberán contar con una lista textual y escrita de los productos del tabaco y sus precios, sin incluir sellos, marcas, ni logotipos, en el formato y dimensiones específicas.

En ese sentido, la Canaco Mérida reitera que la exhibición de los productos es meramente informativa, y de publicarse el reglamento en sus términos-prohibiendo la exhibición del tabaco, se fomentará la informalidad, lo cual no constituye una medida efectiva para la reducción del consumo de ese producto.

En otras palabras, la Secretaría de Salud y la CONAR estarían modificando fracciones e incluyendo restricciones adicionales a las aprobadas por el H. Congreso en el proceso legislativo correspondiente para la modificación a la Ley General para el Control de Tabaco, excediendo las facultades con las que cuenta dicha secretaría, al ir más allá de lo legalmente establecido por la propia Ley.

La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo de Mérida advierte que de aprobarse dicho Decreto, se estaría sentando un precedente peligroso para la industria, ya que no solo abre la puerta a una violación a los derechos de los consumidores al NO tener información clara, precisa y concisa sobre los productos consumibles, si no que adicional pone en gran desventaja comercial a los nuevos competidores que no cuentan con una marca reconocida, creando una distorsión en el mercado de consumibles, que es sumamente preocupante para todo el sector de alimentos, bebidas y tabaco.

En la CANACO Mérida vemos la prohibición de exhibición de productos de tabaco como una medida claramente anticompetitiva, pues la visibilidad del producto es esencial para una competencia libre y justa, ya que es la única forma que tienen los consumidores de saber qué marcas están disponibles para la venta antes de tomar una decisión de compra.

En ese sentido, tenemos claro que la ley vigente establece que los cigarros no puedan ser tomados directamente por el cliente, y en el reglamento se establece que debe ocultarse, lo cual vemos como una contradicción, pues el tabaco es un producto cuya comercialización es legal y legítima.

Por ello, llamamos a la autoridad competente a considerar los impactos a los canales comerciales formales, pues con lo planteado en el Decreto presentado solo se fortalecerá al
comercio informal de cigarros de contrabando, sin ninguna regulación sanitaria, ni tributación fiscal, ni reglas de comercialización.

La prohibición absoluta de la exhibición del tabaco impacta y puede afectar los derechos al libre desarrollo de la personalidad y al libre comercio e igualdad de trato, problemática que pondrá en desventaja al comercio legalmente establecido.