PLANTACCIÓN

Por: Víctor Hugo Lizama Morales

SILIMARINA HEPATOPROTECTOR

Existe un padecimiento que muchos podemos tener y no nos percatamos fácilmente de él, el hígado graso. Algunos estudios dicen que 1 de 3 personas hoy en día se ve afectada por este padecimiento. Lo que ocasiona este mal es la alteración del metabolismo de elementos grasos como el colesterol y los triglicéridos.

La obesidad, pérdida de peso acelerada o la oscilación de subir y bajar de peso con frecuencia a causa de dietas modernas y uso de medicamentos que hacen bajar de peso muy rápido y consecuentemente desbalancean a nuestro organismo.

El hígado graso es la enfermedad más frecuente en adolescentes con sobrepeso en nuestro país. La hepatitis, diabetes mellitus, pacientes que han ingerido mucha medicina y personas con tratamientos oncológicos, aceleran esta enfermedad. Aquí lo complicado es que muchas personas con hígado graso no presentan síntomas. Cuando se sabe que existe el mal, los pacientes presentan fatiga continua o malestar en el cuadrante superior derecho de la cavidad abdominal.

Los pacientes con hígado graso son típicamente obesos (70%) de mediana edad con trastornos de azúcar elevada en su metabolismo y grasas (colesterol y triglicéridos), o ambas cosas. Las recomendaciones para el control del hígado graso son: evitar consumo de alcohol, evitar ingesta de productos agresivos al hígado como analgésicos (paracetamol), antiinflamatorios, estrógenos, tetraciclina, valproato sódico, metrotrexato, salicilatos.

Desde luego que se indica la reducción moderada de peso, vacunarse contra hepatitis A y B y aumentar la ingesta de vitamina E y Silimarina (Cardo mariano). Silimarina se refiere al extracto de las semillas de la planta Silybum marianum, también llamada «cardo mariano». Se ha usado durante más de 2,000 años. Durante la Edad Media la semilla del cardo mariano fue usada normalmente para tratar las enfermedades del hígado.

Los ingredientes activos de cardo mariano son químicos llamados flavonoides. Los flavonoides en el cardo mariano son silibina, silidianina y silicristina. Juntos estos se llaman silimarina. El cardo mariano puede ayudar a prevenir o sanar el daño al hígado causado por el alcohol, las drogas recreativas, los pesticidas, algunos venenos o hepatitis.

Producto disponible en frascos de 80 cápsulas en Casa 14, localizada en calle 72# 411-C x 41 y 43, Av. Reforma.

Mi correo es: victorhugo.moringa@gmail.com