Mérida, Yucatán; 24 de septiembre de 2020 (ACOM).- Aún hay deficiencias en torno a las medidas de prevención de coronavirus en zonas arqueológicas del estado por lo que continuará la vigilancia en cada sitio que abrió sus puertas para verificar que no se baje la guardia.

Daniel Vega Zepeda, secretario general del Sindicato Nacional Democrático de Trabajadores de la Secretaría de Cultura (SNDTSC) en Yucatán, informó que continuará esta labor en los 7 sitios que abrieron sus puertas, de modo que las autoridades no bajen la guardia en cuanto a mantener los lineamientos de salud que benefician a visitantes y empleados.

De hecho, mencionó que en pleno día de su apertura, la propia zona arqueológica de Chichén Itzá tuvo carencias en cuanto al cumplimiento.

«Existen muchas deficiencias, tanto en Dzibilchaltún como en Chichén Itzá, pero se están haciendo las minutas para que, en estos días previo al fin de semana, se puedan subsanar. En el caso de Chichén Itzá, no había señalética, no había sana distancia de 1.5 metros», dijo.

En ese tenor, enfatizó que de no haber condiciones de salud para trabajadores y personal, se procederá a cerrar el sitio en cuestión.

«En caso de no cumplir los protocolos, tanto las autoridades del INAH, Cultur, trabajadores o Sindicato, se tendrá que suspender la activación», afirmó.

Remarcó que es un compromiso tanto de las autoridades federales y estatales, como de la agrupación que encabeza, de trabajar de manera coordinada para mantener a flote la estrategia de salud, aunque también precisó que es imperante la participación ciudadana.

Apuntó que será necesario que los visitantes también tendrán que aplicarse para respetar las normas de salud, pues advirtió que esto también será determinante para mantener abiertos los sitios arqueológicos.