Dzitás, Yucatán; 04 de junio de 2020 (ACOM).- Ninguna zona se salva de las lluvias, ni siquiera los muertos, pues en el municipio de Dzitás las inundaciones por la tormenta tropical “Cristóbal” llegaron hasta el cementerio 48 horas sin parar de llover.

Según refieren los pobladores nunca habían visto algo parecido, y es que una parte antigua del cementerio se encuentra en una “rehoyada” y cuenta con un espacio que es parte de una ampliación.

Según se aprecia el agua ha comenzado a subir de nivel y muy probablemente, en las próximas horas de continuar lloviendo, cubra totalmente las tumbas.