Si usted vive en la península yucateca, es probable que conozca de primera mano el dolor y la incomodidad causados por los cálculos renales, un problema de salud común en la región. Afortunadamente, la naturaleza ofrece una solución eficiente en el chintok, también conocido como “mazo rompepiedras”.

Los cálculos renales, depósitos duros hechos de minerales y sales, pueden formarse en cualquier parte de las vías urinarias, desde los riñones hasta la vejiga, y pueden ser causados por varios factores, como la dieta, el exceso de peso corporal, ciertas afecciones médicas y algunos suplementos y medicamentos.

El chintok, una planta conocida por los mayas como “rompe piedras” o “mazo de la piedra”, tiene la capacidad de pulverizar y expulsar de forma segura y sin riesgos estos cálculos. A diferencia de otras plantas, el chintok hace que los cálculos se eliminen en forma de arenilla y no en pedazos, lo que lo convierte en el remedio más eficiente para tratar este problema.

Si bien en muchos pueblos se consume a manera de té, se sabe que afecta los dientes, por lo que se recomienda consumirlo en cápsulas. Se deben tomar dos cápsulas antes de cada comida para acelerar el desvanecimiento y la expulsión menos dolorosa de las piedras, las cuales se pasan como arenilla a través de la orina. Se recomienda beber cerca de ocho vasos de agua diario y evitar alimentos ricos en oxalato.

Si desea adquirir frascos de 80 cápsulas del chintok, puede comunicarse al 9991421826. No deje que los cálculos renales afecten su calidad de vida, pruebe el chintok y experimente una solución natural y efectiva.

ACOM/IA