Progreso, Yucatán; 15 de julio de 2020 (ACOM).- El cierre de marinas privadas afectará a quienes laboran en estos sitios, advierten comerciantes del puerto de Progreso.

Tras anunciarse esta y otras medidas de restricción a la movilidad, la Cámara Nacional de Comercio (Canaco) de este municipio reconoció que quienes viven de esto tendrán que buscar otras alternativas para obtener ingresos.

“En las marinas se mueven aproximadamente, entre mil 500 y 2 mil empleos, es decir, si manejan personal que tiene mucho que ver con la pesca entonces, muchos de estos se van a tener que regresar a la pesca comercial. Sin embargo, este sector está golpeado porque no hay exportación”, dijo Roberto Sánchez González, presidente de Canaco Progreso.

Ayer el gobierno estatal determinó el cierre de las marinas privadas, a partir del jueves, tras 2 semanas de permanecer activas, luego de varias gestiones de los dueños con las autoridades.

En general, el sector comercio de Progreso aseguró que habrá afectaciones para todos los giros, aunque reconoció que era necesaria la restricción ante el aumento de casos de coronavirus y la poca atención ciudadana a las recomendaciones que se generó los últimos días.

Asimismo, se determinó la reducción en la movilidad de 21:00 a 05:00 horas, medida que, según los comerciantes, no afectaría tanto a los habitantes del puerto ni a los establecimientos, sino a quienes están de visita en este municipio para pasar el verano.

“La gente de Progreso madruga y por eso en la noche, pasadas las 8:00, pasadas las 9:00, no hay mucha gente en la calle, estamos acostumbrados a no salir tarde”, señaló.

“También muchos de los comercios sí estamos trabajando y más tardar, a las 7:00 de la noche cerramos, aún los no esenciales. Por ello creemos que la reducción en la movilidad está más enfocado a las fiestas o hacia el turismo que viene”, externó.

Se espera que estas medidas sean acatadas por los ciudadanos, de modo que las autoridades puedan retomar las disposiciones que se hicieron apenas hace unos días.