Mérida, Yucatán; 27 de agosto de 2019 (ACOM).- El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Yucatán (Codhey), Óscar Sabido Santana, informó que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) atrajo la investigación del caso del joven con discapacidad que falleció a las puertas del hospital O’Horán hace unos meses.

El ombudsman precisó que el organismo nacional pidió se le transfiera el expediente del caso debido a que en este también hay un hospital del IMSS involucrado, aunque refirió que de haber un señalamiento, también se incluiría a Secretaría de Salud estatal.

“La CNDH nos pidió, hace unos días, atraer el expediente porque concurren autoridades locales y federales. Este expediente ya ha sido remitido hace unos días a la CNDH para que ellos le den continuidad», explicó.

«Sin embargo, continuó, extraoficialmente estuvimos teniendo tratos con la Secretaría de Salud, estaba la posibilidad del acercamiento de las autoridades hacia la familia para buscarle una solución”, dijo.

El hecho en cuestión, ocurrió en el mes de abril pasado, cuando el paciente oriundo del municipio de Oxkutzcab, llegó a Mérida junto con su familia procedente de una clínica del IMSS, aunque al final, perdió la vida en los brazos de su madre, afuera del hospital O’Horán, en el que esperaba ser atendido.

Por este hecho, la Secretaría de Salud estatal inició una investigación que culminó con la suspensión de personal del nosocomio, aunque el caso también fue atraído por la Codhey.

De hecho, el entrevistado refiere que en la información que recabó, no habría indicios alguna acción negligente del personal médico.

“Estaban en el proceso de atenderlo, pero todo ocurrió tan rápido, que la señora, la mamá del muchacho, sale a buscarlo y es cuando finalmente fallece. Entonces no hubo un tiempo prolongado en el que pudiéramos advertir una falta de atención, una mala atención o una negativa pero pues estaba aún en investigación el expediente, entonces, no podríamos en este momento y con base en lo que tenemos, determinar si existió o no existió responsabilidad”, explicó.

Señaló que será la CNDH quien determine si en este caso hubo algún incumplimiento por parte del personal del O’Horán, por lo que aseguró que el caso tendrá que ser investigado a fondo.

Precisó que cuando se investiga violaciones a derechos humanos graves, el proceso dura un promedio de 4 meses, los cuales se pueden prolongar hasta 9.

Sin embargo, explicó que los plazos pueden extenderse cuando haya necesidad de hacer varias investigaciones, por lo que afirmó que no hay un término específico para la investigación.