Mérida, Yucatán; 20 de enero de 2020 (ACOM).- Luego del enfrentamiento entre manifestantes y policías previo al primer informe del gobernador Mauricio Vila Dosal, el Secretario Ejecutivo de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Yucatán (Cohdey), Gustavo Arjona Canto, criticó el actuar de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) e informó que el organismo autónomo inició de oficio una investigación de los hechos.

“No justificamos el uso de gases lacrimógenos”, declaró Arjona Canto, quien dijo que apenas se tuvo conocimiento de los hechos abrieron una carpeta de investigación para que los agraviados interpusieran la respectiva queja ante la Codhey.

Arjona Canto precisó que hasta el momento unas cinco personas han recurrido a la Comisión a ratificar su denuncia.

El Secretario Ejecutivo reconoció que la libertad de expresión es un derecho fundamental y es inalienable. “Es algo que en México ha costado sangre y lágrimas”, agregó.

Como informamos, previo al primer informe de resultados de Vila Dosal, un grupo de manifestantes intentó cruzar las vallas metálicas colocadas por los cuerpos de seguridad e incluso agredieron a un elemento, lo despojaron de su escudo y casco, y lo golpearon.

En respuesta, como se aprecia en videos que circulan en redes sociales, uno de los policías lanzó gas lacrimógeno contra los asistentes, lo que desató el enojo de la ciudadanía.

En un comunicado emitido esta tarde, la Codhey pidió a las autoridades estatales investigar de manera detallada los hechos a fin de determinar la responsabilidad de quien o quienes dieron la orden y ejecución para el uso de gases lacrimógenos en la manifestación.

“Es preciso reiterar que ante una situación que ponga en riesgo a los representantes del orden público, a ciudadanos ajenos al movimiento o incluso a los propios manifestantes, se pide actuar con base a protocolos establecidos para la disuasión, dejando en claro que estas acciones nunca deben incurrir en actos de represión de una libre manifestación”, dijo el organismo.