Mérida, Yucatán; 26 de febrero de 2019 (ACOM).- Los aumentos a los combustibles que se han acentuado en los últimos días están afectado duramente a las empresas, pero mucho más a los ciudadanos, sostuvo el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana en Yucatán, (Coparmex) José Antonio Loret de Mola Gómory.

El líder empresarial señaló que estos aumentos dañan la economía de las familias, pero el problema es qué, están fuera del control del propio gobierno y el combustible se ha encarecido debido al cierre de ductos y el traslado por carretera.

“Todos los problemas deben de ser resueltos gradualmente. No está bajo control del gobierno y si bien, hay un costo por el traslado, este sobre costo se está cargando al consumidor”, apuntó.

Recordó que a diferencia de hace unas semanas, la gasolina Magna y la Premium están casi al mismo costo, esto se debe a que hay una sobre oferta del producto y a que el impuesto que cobra el gobierno por litro de combustible no es flexible y no se puede reducir.

“La sociedad y las empresas deberemos pagar por este sobre costo que es fundamentalmente por esta lucha al combate a la corrupción que ha establecido el gobierno federal”, insistió.

Explicó que el gobierno deberá establecer una estrategia para poder equilibrar los costos de los combustibles para que no sigan aumentando.