Mérida, Yucatán; 5 de abril de 2022 (ACOM).- Al entrar en vigor las disposiciones para todos los giros comerciales, en materia de aforo, se confirmó que desde el día uno, los establecimientos empezaron a recibir mayor afluencia de clientes, lo que significa un respiro para el sector.

Iván Rodríguez Gasque, presidente de la Cámara de Comercio (Canaco) de Mérida, señaló que esta apertura ocurre 24 meses después del inicio de la pandemia por Covid-19.

«Ya está todo al 100% en todos los giros, en todos los sectores, así que, digamos, ayer fue el primer día en el que podemos hablar, 2 años después, 2 años y 3 semanas para ser exactos, de una economía 100% funcional», externó.

La semana pasada, la Secretaría de Salud de Yucatán determinó que todos los giros comerciales, junto con los eventos masivos y sociales, podrán operar a un 100% de su capacidad y con los horarios que marca su permiso de funcionamiento.

Rodríguez Gasque, aseguró que la medida llegó en el mejor momento para su economía, aunque también mantiene el compromiso de continuar con las acciones preventivas del Covid-19, y ya ven cerca su recuperación.

«Es un momento muy positivo, aparentemente ya estamos viendo la luz al final del túnel. Esperemos que no tengamos la sorpresa de alguna otra variante que pueda causarnos problemas nuevamente, pero, afortunadamente, las cosas van muy bien», remarcó.

AUMENTO DE AFORO EN EVENTOS SOCIALES SERÁ PAULATINO

El aumento en el aforo de eventos sociales se aplicará de manera paulatina, advirtieron operadores del servicio.

El presidente de la Cámara de Banqueteros y Proveedores de Yucatán (Cabapy), Miguel Rodríguez Alpuche, dijo que, pese a que ya se autorizó realizar cualquier reunión con aforo completo, sus agremiados no estarían incrementando la cantidad de personas, principalmente porque sus clientes no lo consideran pertinente.

«Seguimos con las medidas de salud y aforo controlado, no por el hecho de que nos permitan el 100%, nosotros podamos seguir al 100%. Al contrario, al 70, 75%, por qué, porque las mesas no las podemos tener muy juntas», señaló.

Sin embargo, enfatizó que los ciudadanos son los que no están organizando eventos grandes, de hasta 400 personas, debido a que aún existe el temor de que haya contagios de Covid-19, aunado a que tampoco cuentan con recurso suficiente para costear un evento de tal magnitud.