Mérida, Yucatán; 9 de junio de 2020 (ACOM).- En el marco de la celebración del Mes de la Diversidad, colectivos de la comunidad LGBT+ alistaron un programa virtual de actividades que incluirá conferencias, conversatorios y mesas de trabajo para encabezar nuevas demandas sociales, informó el activista y representante de la asociación Derechos, Cultura y Diversidad Sexual, Alfredo Morales Candiani.

En entrevista, señaló que la contingencia sanitaria impidió llevar a cabo un programa abierto para toda la población, incluida la tradicional marcha que en este 2020 cumpliría 19 años de realización ininterrumpida.

«Este año no pudimos salir las 8 mil personas como sucedió el año pasado cuando se vivió la marcha de la comunidad más concurrida. Por ello se ha integrado un programa de trabajo en los que participan muchas agrupaciones y se están realizando mesas de discusión y propuestas para encauzar los derechos y responsabilidades de la comunidad LGBT+», dijo.

Morales Candiani aseguró que la pandemia ha orillado a tener otra visión de los problemas que viven las personas de la comunidad, agudizados por la presión económica, sanitaria y también por responsabilidades que las autoridades de los tres niveles de gobierno evitan enfrentar y cumplir.

Indicó que los efectos de la contingencia impactaron muy duro a las y los miembros de la comunidad LGBTI+, a quienes los gobiernos no consideran una prioridad.

«Si bien la comunidad reclama el derecho al matrimonio igualitario, a un nombre acorde a su identidad de género y la adopción, por citar algunos, demanda que, si paga impuestos, también exija sus condiciones de frente a la democratización de la sociedad», añadió.

En las buenas banderas que exige la comunidad, expuso, está la decisión de no recoger las «migajas políticas» que desechan los partidos tradicionales, con postulados arcaicos, con políticos insensibles e irresponsables que no responden a los compromisos pactados al momento de pedir el voto.

Morales Candiani dijo que es tiempo de que en Yucatán se logren los postulados de la comunidad que, tras 20 años de lucha siguen escondidos o sin respuesta, debido a que los políticos son hipócritas, porque aún y cuando son homosexuales o lesbianas, se niegan públicamente y por estigmas sociales ya obsoletos.

«Como grupo vulnerable, la comunidad está recibiendo el impacto de esta nueva realidad sanitaria y económica de manera callada y sin poder intervenir porque los representantes políticos no tienen la capacidad de responder y ser incluyentes», criticó.

Señaló que por el momento y la circunstancias políticas, las agrupaciones de la comunidad LGBT+ no saldrán a manifestarse, sin embargo, advirtió que esperan las condiciones adecuadas para emprender una nueva propuesta pública, con un manifiesto y nuevos reclamos a las autoridades y la sociedad de cara a la nueva realidad que viven.