Acanceh, Yucatán; 29 de noviembre de 2020 (ACOM).- José Reynaldo Aké Aké fue abandonado a su suerte en su natal Acanceh luego de 15 años de laborar en Pisté. Hace tres años empezó a trabajar en la fábrica de materiales de construcción ‘María Fernanda’, de la señora María Fernanda Cituk quien lo regresó a su pueblo.

“Nunca pensé que me regresarían a Acanceh, ya que la señora y sus hijos me dijeron que me llevaría a la Cruz Roja para que me chequen una pierna que tengo lastimada por el trabajo, pero no fue así”, dijo el afectado.

Lo dejaron en el palacio municipal: “la señora engañó a las personas que transitaban por el lugar diciendo que yo era un vagabundo, que no tenía casa, ni ropa”, comentó.

Se fracturó una de sus rodillas al continuar su trabajo en la fábrica, cargando materiales pesados, situación que no le importó a su jefa.

Asegura que vivió y trabajó desde hace tres años con estas personas, pero desde que se lastimó fue abandonado siete días en una bodega de la tienda de materiales ubicada en el fraccionamiento ‘La Petuña’, en Pisté.

Don José relató a la policía estatal su situación y dio detalles de lo ocurrido, ahora las autoridades buscan la camioneta con placas TA-0679-C de la señora María Fernanda Cituk y a sus dos acompañantes.

Afortunadamente encontró a una de sus hermanas, quien se hizo cargo de él, mientras el DIF municipal le entregó unas muletas.

La demanda se encuentra en proceso, ya que según José no es el primero a quien le sucede esta situación. Asegura que su exjefa tiene otras demandas por no pagar a sus antiguos empleados.