Tixkokob, Yucatán; 9 de mayo de 2019 (ACOM).- Autoridades estatales confirmaron que el cuerpo hallado en montes del municipio de Tixkokob corresponde a Édgar Armando González Meneses, conductor de una plataforma de transporte, quien fue reportado como extraviado desde el 4 de mayo pasado.

Reportes preliminares indican que el occiso se encontraba monte adentro en esta vía, hasta donde se trasladaron elementos de la Policía Estatal Investigadora, quienes acordonaron el área.

Según Héctor Uicab Moreno, comisario municipal de Ekmul, desde anoche se reportó la presencia de vehículos oficiales en la zona, quienes ya habrían ubicado el cuerpo del desaparecido.

“Anoche, precisamente me llama el dueño del rancho de acá y me dice que había movimiento, a lo cual, comunicamos a la comandancia y nos dijeron que eran judiciales que habían encontrado el cuerpo del taxista. También un maestro que pasa por esta calle, nos reportó un olor fétido, lo que prácticamente delató los hechos”, dijo.

Al sitio también arribó personal del Servicio Médico Forense, quienes se encargaron del levantamiento del cuerpo del occiso.

Trascendió que el cuerpo hallado presentaba una herida de arma de fuego, aunque esto no ha sido confirmado por las autoridades.

También se presentaron familiares de Édgar, quienes estaban visiblemente consternados, pues desde hace varios días se encontraban en la búsqueda de esta persona.

Uno de sus amigos relató cómo ocurrió su desaparición, al tiempo que afirmó que la empresa para la que trabajada Édgar se ha negado a ofrecer información de quién realizó la solicitud del servicio que este atendió antes de desaparecer.

“Ese día se le hizo la llamada y contestó, dijo que iba a dar un servicio a Tixkokob, dijo que ya había dado el servicio y ya no se supo más. Hasta ahora, la empresa no nos dio nada de información. No quieren dar información sobre quién es la persona”, dijo.

Esta persona intentó acercarse hacia el sitio donde se hallaba el cuerpo, aunque elementos de la policía se lo impidieron por lo que fue hasta que arribaron los familiares del occiso que se le permitió el acceso.

Este hecho causó consternación entre los habitantes de la comisaría de Ekmul, pues su comisario, afirma que en esta prevalece la tranquilidad y la presencia de crímenes es algo ajeno para los vecinos.

“Es algo raro, una novedad, de verdad porque aquí Ekmul es un pueblo muy tranquilo, muy pacífico. Nunca habíamos escuchado un caso como este y es algo que a la población sí la tiene alarmada”, dijo Héctor Uicab.

Las investigaciones sobre este hecho continuarán hasta esclarecer lo ocurrido con esta persona.