PLANTACCIÓN

Por: Víctor Hugo Lizama Morales

RAÍZ DE NOPAL

Debido al crecimiento de la ciudad de Mérida con personas de otras regiones del país, es cada vez menos difícil encontrarnos en los mercados productos de otras regiones.

Un buen ejemplo de esto, es el nopal. Ya casi todas las tiendas de autoservicio cuentan con esta planta que es una de las tantas maravillas que tenemos en México. Junto con la chaya, la espinaca y la alfalfa, es una de las especies con mayor valor nutricional y medicinal. Además de sus hojas y frutos que sirven para elaborar diversos platillos y postres, la raíz del nopal cuenta con propiedades medicinales.

Disminuye las concentraciones de azúcar en la sangre ayudando a bajar el peso corporal y las concentraciones de glucosa, colesterol y triglicéridos en la sangre. Es un factor importante para aumentar los niveles y nuestra sensibilidad a la insulina estabilizando y regulando así, nuestros niveles de azúcar en la sangre.

Tiene propiedades hipoglucemiantes siendo efectivo para prevenir y combatir la diabetes. Evita que se absorba el colesterol y se acumule en venas y arterias. Nos ayuda a que podamos desglosar la grasa y los ácidos grasos logrando así, la reducción del colesterol.

Debido a sus aminoácidos y fibra, así como vitaminas antioxidantes como la A y la C, previene los daños en las paredes de los vasos sanguíneos, así como la formación de plaquetas de grasa. Con estas bondades evitamos la arteriosclerosis.

Para nuestros desórdenes gastrointestinales y úlceras, contamos con la raíz de nopal, ya que sus fibras y mucílagos protegen nuestra mucosa estomacal.

Su poder medicinal ayuda a eliminar toxinas ambientales que contaminan el colon y el sistema inmunológico de nuestro organismo. Esto último, muy útil en estas épocas de pandemia.

Al fortalecer el tránsito intestinal y gracias a sus fibras dietéticas insolubles en el colon, nuestro organismo puede evitar elementos cancerígenos presentes.

Frascos de 80 cápsulas disponibles en Casa14 (calle 72 #411-C x 41 y 43 Av. Reforma, Mérida, Yucatán).

Mi correo es: victorhugo.moringa@gmail.com