Mérida, Yucatán; 13 de julio de 2021 (ACOM).- Cubanos radicados en Mérida exigieron un alto a los ataques en contra de civiles perpetrados por el gobierno de este país, ante la ola de manifestaciones que se han efectuado los últimos días.

A las puertas del consulado cubano de esta ciudad, los manifestantes hicieron un enérgico llamado a poner un alto a las balas, pues afirman que el régimen del país caribeño ha estado persiguiendo a los manifestantes que salieron a las calles a exigir alimentos y medicinas, en el marco de la pandemia por coronavirus.

«Señores ya basta, esto ya no es comunismo, esto no es un gobierno, esto no es nada, es genocidio. Nos estamos defendiendo cuando matan a nuestros niños», dijo entre lágrimas Yamilet Rodríguez, ciudadana de Cuba que radica en Mérida.

Los manifestantes también pidieron la renuncia del actual presidente, Miguel Díaz-Canel, a quien acusaron de ser el artífice de la persecución en contra de manifestantes cubanos, además de que, afirman, su gobierno mantiene incomunicados a los ciudadanos, al cortar el servicio de internet y bloquear las telecomunicaciones para evitar que la situación llegue a todo el mundo.

En la protesta, los participantes también exigieron un gobierno que permita la libre expresión y sobre todo, que procure mejores condiciones de bienestar para sus habitantes.

Con canciones y muestras de respeto para los cubanos caídos en las protestas, se hizo extensivo el alto a la violencia.

«Lastimosamente, nosotros apoyamos al gobierno. No solamente la comunidad en México, en Estados Unidos, en todas partes del mundo. Somos millones de cubanos regados por el mundo y siempre hemos apoyado directa o indirectamente a ese gobierno», dijo Karel Vega, otro manifestante.

«Queremos que paren de tanta masacre, paren de tantos disparos. Paren de asesinar a nuestros hermanos, no está bien», apuntó.

Los cubanos manifestantes también solicitaron el apoyo del gobierno de México para que manifieste su rechazo a los atropellos ocurridos en dicho país, de modo que la ola de violencia se haga visible en el mundo.