República Democrática del Congo; 17 de julio de 2019 (El Universal).- La Organización Mundial de la Salud declaró emergencia mundial por el mortífero brote de ébola en Congo.

«Es hora de que el mundo tome nota», dijo en un comunicado el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, quien aceptó el consejo de su junta asesora de invocar las disposiciones de emergencia sólo utilizadas por el organismo de salud de la ONU en cuatro ocasiones anteriormente.

Esto luego de que se confirmara el primer caso de esta enfermedad en la ciudad de Goma.

El Ministerio de Sanidad de la República del Congo (RDC) informó este miércoles de que está intentando vacunar a cerca de 100 personas que tuvieron contacto con el pastor evangelista quien murió ayer de ébola en Goma ciudad nororiental con más de un millón de habitantes, a fin de impedir la propagación de la enfermedad.

Este pasado lunes «se vacunaron 37 contactos de alto riesgo y 40 contactos confirmados de casos de Goma en el centro de salud de Afia Himbi, donde el paciente (el pastor) había sido aislado antes de ser transferido al centro de tratamiento de ébola (CTE)» en la aledaña urbe de Butembo, afirmó el Ministerio de Sanidad en un comunicado.

El pastor evangelista enfermo de ébola que llegó este domingo en autobús a Goma, el primer caso confirmado en esta gran urbe de RDC, falleció este martes mientras era trasladado al centro de Butembo.

Ese primer caso de ébola en Goma -la muy poblada capital de la provincia de Kivu del Norte, que tiene un aeropuerto internacional y está cerca de la frontera con Ruanda- aumentó la preocupación de que este brote pueda extenderse a otras ciudades o países limítrofes.

Más de mil 600 personas han muerto desde agosto, en el segundo brote de ébola más mortífero en la historia, que se desarrolla en una región descrita como una zona de guerra.