Progreso, Yucatán; 4 de mayo de 2020 (ACOM).- El alcalde de Progreso, Julián Zacarías Curi, decretó a partir de este martes «toque de queda» de 7 de la noche a 5 de la mañana con la finalidad de disminuir la movilidad social en el municipio.

Según explicó en una transmisión en vivo en su cuenta de Facebook, la medida fue aprobada hoy mismo por el Cabildo y estará en vigor hasta el 18 de mayo.

Zacarías Curi precisó que en el citado horario quedará restringido el tránsito de peatones y vehículos particulares.

«Todos deberán permanecer en sus casas. Los vehículos y ciudadanos que se les encuentre en la vía pública serán sancionados», advirtió.

El alcalde añadió que todos los comercios esencial deberán cerrar a las 6 de la tarde para permitir que sus trabajadores regresan a sus casas y que el transporte público dejará de prestar servicio a partir de las 19 horas.

Los únicos que podrán seguir funcionando, explicó, serán las farmacias, clínicas, hospitales, mientras que quienes tendrán derecho de tránsito serán los elementos de las policías municipal, estatal, la Marina y la Guardia Nacional.

De igual forma se cancelan reuniones en las calles o espacios públicos, así como toda actividad deportiva en todas las comisarías y en las playas de Progreso.

El presidente municipal adelantó que los carriles de entrada al puerto serán dos: uno para camiones de carga, pipas y proveedores, y otro para vehículos particulares que deberán identificarse y justificar su ingreso a Progreso.