Mérida, Yucatán, 16 de mayo de 2019 (ACOM).- Don Carlos, un señor de más de 50 años, llegó al Oxxo de la salida a Tixkokob para depositarle a su esposa un dinero a su tarjeta de débito Banorte, pero el cajero fue enfático: no se puede.

“¿Cómo que no se puede? Si ayer me lo aceptaron”, refutó.

El joven le respondió que el 15 de mayo era el último día para hacer ese tipo de operaciones en los Oxxos porque ya no había convenio con ese banco.

Como a don Carlos, a muchas personas tomó por sorpresa la noticia que no tuvo tanta difusión y que en algunas sucursales de la conocida tienda de conveniencia se difundió con una pequeña cartulina en las cajas.

Y es que Banorte, desde marzo pasado rompió la alianza que tenía con Oxxo para el depósito de dinero en efectivo.

Aunque existe la posibilidad de que haya una renovación del convenio, esa entidad financiera considera que la banca digital ha tenido un sólido crecimiento por lo que tomaron la decisión de no renovar el contrato de alianza.

Hasta el primer trimestre de este año, Banorte contaba con 3.5 millones de clientes de banca digital y 1.8 millones de clientes de Banorte Móvil.

En Yucatán, miles de empleados de gobierno y del sector privado tienen tarjetas de nómina en las que además de recibir su sueldo suelen hacer operaciones bancarias cotidianas. Ya no podrán.