En un operativo conjunto, fuerzas federales y estatales llevaron a cabo la desarticulación de un sancochadero clandestino especializado en el tráfico de pepino de mar.

La acción, que se desplegó en el puerto yucateco de Dzilam de Bravo, tuvo lugar ayer viernes a las 22:30 horas.

Vehículos federales patrullaron en búsqueda de individuos involucrados en la compra y tráfico de pepino de mar y pulpo, pero resultó infructuoso.

La operación contó con la participación activa de dos lanchas de la Secretaría de Marina, desplazándose a una distancia de 10 kilómetros al oriente del puerto, abarcando las playas de Chucmichén y El Cerrito.

A pesar de la meticulosidad del procedimiento, no se realizaron detenciones, limitándose a decomisar objetos vinculados a la actividad ilícita, así como productos marinos identificados como pepino de mar.

Afectados expresaron su preocupación sobre el tráfico de especies marinas en veda, señalando la complicidad de la policía municipal, incluyendo a su director, Miguel Polanco, vinculado actualmente con la compra y venta de pulpo.

Este operativo representa un paso importante en la lucha contra el tráfico de especies marinas en la región.

También participaron elementos de la secretaría de Seguridad Pública (SSP) y personal de la Comisión Nacional de Pesca y Acuacultura (Conapesca).

Desmantelado sancochadero clandestino de pepino de mar