Mérida, Yucatán; 12 de octubre de 2019.- El gobernador Mauricio Vila Dosal ha desarrollado en sus 12 primeros meses de gestión diversos programas de apoyos directos al campo, ganadería y pesca con el fin de detonar el desarrollo de estas actividades que representan las principales fuentes de ingresos para la inmensa mayoría de los yucatecos que viven en el interior del estado.

El gobernador Vila Dosal ha sido muy claro al señalar que, a diferencia de otros tiempos, cuando los apoyos llegaban solamente a la gente cercana a los alcaldes o sus partidos políticos, ahora en su gobierno los apoyos llegan a quienes lo necesitan y a quienes lo trabajan, sin importar colores o partidos, sin distinción alguna y con buen trato a los trabajadores del campo.

Es de destacarse que, con este nuevo esquema, muchos productores han recibido, por primera vez, apoyos económicos e insumos y, lo más importante, a tiempo, justo antes de empezar la temporada de lluvia, lo que significa que hay buena coordinación y un verdadero interés en que las actividades del campo realmente sean productivas y sobre todo ayuden a transformar la vida de las familias del campo.

En ese sentido, con el programa “Peso a Peso” por primera vez se beneficia a todos los solicitantes, siendo hasta el momento más de 14 mil productores yucatecos con una inversión conjunta de más de 90 millones de pesos. Entregando los apoyos de manera directa, sin intermediarios, a los productores que realmente lo necesitan.

Un detalle muy importante del programa “Peso a Peso” es que fue posible beneficiar a más de 3,000 pequeños productores de manera gratuita, ya que ellos requerían una inversión menor a 1,000 pesos. De hecho, más del 80% del total de beneficiados recibió estos apoyos por primera vez, ya que una de las prioridades de este programa es que los beneficios llegaran sin distinción alguna, a tiempo y con productos de calidad a bajos precios.

“En mi Gobierno, los apoyos son para la gente que los necesita. En este Gobierno, nuestra prioridad serán los más pobres. Para que a Yucatán le vaya bien, tenemos que trabajar todos juntos: alcaldes, gobernador y Presidente, sin importar de qué partido político sea”, ha dicho el gobernador.

Junto con estos apoyos directos a los trabajadores del campo, Vila Dosal ha impulsado también mejora en infraestructura carretera y caminos saca cosechas para hacer más fácil la distribución de los productos a los mercados.

Es por eso que este año se están construyendo 73.6 km de caminos rurales saca cosechas en unidades productivas de 10 municipios de Yucatán con una inversión de 84.4 millones de pesos en beneficio de más de 1,300 productores yucatecos. Esta meta supera por mucho los 5.1 kilómetros construidos en total durante el año pasado.

De igual manera, cabe destacar que por primera vez en la historia habrá una inversión cercana a los 22 millones de pesos, beneficiando a productores henequeneros de Yucatán, a fin de incrementar su producción.

Fue en Telchac Pueblo, donde Vila Dosal inició el impulso a este importante cultivo con la entrega de más de 1.7 millones de pesos a 788 hombres y mujeres de 36 municipios dedicados al cultivo de la planta, correspondientes al programa de Estímulos a la Producción de Fibra de Henequén del período enero-mayo, y en donde se reiteró que esa inversión histórica vendrá a darle un nuevo impulso a la actividad que por décadas distinguió a Yucatán.

“Si hay algo que distingue a Yucatán y que durante muchos años fue el orgullo, es el oro verde, el henequén y que durante mucho tiempo los gobiernos se olvidaron de él, así que hay que empezar a hacer otras cosas y recuperarlo, porque hoy las nuevas tendencias a nivel mundial buscan de lo natural. Esta es una gran oportunidad para los yucatecos y el mejor lugar para sembrar el henequén es aquí en Yucatán”, señaló el gobernador en esa ocasión.

Los apoyos entregados se suman a los más de 1.7 millones de pesos del programa “Peso por kilogramo de fibra de Henequén”; además de 8.9 millones de pesos del programa “Concurrencia con las Entidades Federativas” en sus componentes para la adquisición de vástagos de henequén para siembra y 9.8 millones de este mismo programa federal en sus componentes destinados para infraestructura, equipamiento y material biológico.

Esta inversión histórica se dio gracias a que el gobernador logró en gestión con el Presidente que el cultivo del henequén se incluyera en los apoyos federales “Sembrando Vida”, pues se consideró preciso retomar el cultivo de esta especie.

Cabe señalar que a la fecha hay más de 15,000 hectáreas de siembra de henequén en todo el estado, las cuales llegan a producir hasta 5,000 toneladas al año y, con los apoyos que entreguen en esta administración, se prevé que se aumente una producción de 1,000 toneladas más, ya que se apoyará en la construcción de viveros, además de insumos y se entregarán plantas genéticamente mejoradas.

El objetivo es que con estos apoyos se recupere este sector y se alcance nuevamente los mercados nacional e internacional, ya que a la fecha el principal consumidor de la fibra es Estados Unidos porque es utilizada para hacer sombreros, tapetes, bolsas, entre otros usos.

Pero estos apoyos no sólo se han dado a la siembra del campo, sino también a la ganadería donde, con el Mejoramiento Genético y Repoblamiento Ganadero, a través del cual se dota de sementales, vientres y la transferencia de embriones, se invierten 37 millones de pesos en beneficio de casi 600 productores de ganado de todo el estado.

Otro sector básico es el pesquero donde ya se invierten 40 millones de pesos en el programa de Fomento a la Productividad Pesquera y Acuacultura para que los pescadores puedan adquirir nuevos motores, equipos de ubicación satelital y embarcaciones.

Hay que señalar que en tiempo de veda se destinaron más de 52 millones de pesos en apoyos económicos y despensas para beneficio de más de 11 mil pescadores y sus familias durante este periodo donde no pueden salir a pescar.

Además, como parte del programa Peso a Peso, un total de 270 productores pesqueros y acuícolas de 21 municipios y localidades del estado recibieron equipos y herramientas por más de 2.3 millones de pesos, cifra 35 veces mayor a la que se aplicó en 2018 y que ascendió a 65,000 pesos. En esta modalidad, los beneficiarios contaron con un catálogo de 65 artículos de pesca y 35 de acuacultura con precios menores o similares a los que se ofrecen en el mercado.