Las autoridades detuvieron a un individuo que cometió crueldad animal contra Max, un indefenso perrito de Progreso.

El martes, la Policía Ecológica de Progreso intervino para socorrer a Max, víctima de un brutal ataque con machete en la calle 35 entre 44 y 46 de la colonia Revolución.

El perro sufrió golpes con un televisor, un martillo y un machete después de involucrarse en una pelea con otro can.

El dueño del segundo perro, en un intento de defender a su mascota, causó lesiones severas en la cabeza de «Max».

Vecinos y dueños del perro herido llamaron a la Policía Ecológica, que rescató a «Max» y lo llevó a ser tratado por los especialistas. Permaneció bajo observación debido a las heridas.

El agresor, posteriormente detenido por la Policía Estatal de Investigación en coordinación con la fiscalía general del Estado, enfrentará las consecuencias legales de este acto cobarde.

El caso se ha remitido a las instancias correspondientes para garantizar que se aplique un castigo adecuado al agresor.

Leer también: Iniciativa para endurecer sanciones por maltrato animal en Yucatán

La rápida acción de las autoridades y la atención veterinaria han contribuido a la recuperación de «Max».

Ahora se abre el proceso en contra del responsable de este cruel acto.

ACOM