Mérida, Yucatán, 21 de junio de 2022 (Redacción ACOM). – Dos ciudadanos que hoy fueron a tramitar la renovación de su licencia de conducir en el Centro de Servicios Yucatán, presentaron recibos oficiales alterados, razón por la cual se les detuvo ahí mismo y se le trasladó al edificio de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP).

Ambos exhibieron como comprobantes domiciliarios sendos recibos de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) que, al ser verificados, como parte de los procedimientos habituales, se detectó que estaban alterados.

Uno de ellos, originario de Yucatán, exigía que se le diera un trato preferente porque representa-dijo- a un medio de comunicación digital; sin embargo, al igual que en todas las situaciones de este tipo, fue trasladado al edificio de la Secretaría de Seguridad Pública para su inmediata remisión a las autoridades ministeriales.

En realidad, se trató de Gustavo N., hijo de Andrés Nieves Cervantes quien fue abogado de la familia del veracruzano José Eduardo Ravelo que falleció en un sonado caso el año pasado.

Acompañado de un reducido grupo de personas, en su mayoría adultos mayores, el molesto padre acudió al edificio de la SSP para reclamar la liberación del joven.

El autodenominado «Abogado del Pueblo» realizó una transmisión en redes sociales y amenazó con bloquear el periférico sino obtenía una respuesta. Después de un par de horas de protesta, Nieves Cervantes fue recibido por el secretario técnico de la Fiscalía General del Estado, David Cetina Manrique.

Según se pudo averiguar, se integrará la carpeta de investigación de Gustavo N.

El otro ciudadano que también fue detenido, procedente del estado de Baja California, admitió su responsabilidad y aceptó el procedimiento.

El año pasado fueron 55 y en lo que va de éste 29 personas las que han intentado realizar trámites vehiculares o de licencias con documentación apócrifa o alterada.