Izamal, Yucatán, 2 de marzo de 2022 (ACOM). – Fuertes explosiones para la extracción de materiales de construcción que servirán para el tren maya mantienen en la intranquilidad a habitantes de la comisaría de Kimbilá que desconocían que se realizaban trabajos de esa naturaleza en una zona densamente poblada.

Las detonaciones provienen de terrenos de la hacienda San José que se encuentra a poco más de 4 kilómetros de la localidad.

Sin embargo, trascendió que el dueño de la propiedad Roberto Caro y la empresa encargada de los trabajos carecen de los permisos correspondientes de las autoridades ambientales, por lo que fueron suspendidos momentáneamente.

No obstante, también se pudo averiguar que el propietario de los terrenos obtuvo del programa de certificación de derechos ejidales un documento que lo acredita como tal, a pesar de no pertenecer al ejido.