PLANTACCIÓN

Por Víctor Hugo Lizama Morales

HÍGADO GRASO Y DIENTE DE LEÓN

La enfermedad por hígado graso es una afección en la que se acumula grasa en el hígado.

La enfermedad por hígado graso afecta a cerca del 25% de la población en el mundo. Así como las tasas de obesidad, diabetes tipo 2 y colesterol alto están aumentando en muchos países., lo mismo pasa con el índice de enfermedad por hígado graso. Hay dos tipos principales: Hígado graso no alcohólico e hígado graso por alcohol, también llamada esteatosis hepática alcohólica.

Con respecto al hígado graso no alcohólica existen a su vez 2 tipos :Hígado graso simple, donde se registra grasa en el hígado, pero poca o ninguna inflamación o daño en las células del hígado. En general, el hígado graso simple no es tan preocupante como para causar daño o complicaciones al hígado. Ahora la Esteatosis hepática no alcohólica, presenta inflamación y daños en las células del hígado, y grasa. La inflamación y el daño de las células del hígado pueden causar fibrosis o cicatrización del hígado. La esteatosis puede causar cirrosis o cáncer de hígado.

El hígado graso por alcohol es ocasionado por que el hígado descompone la mayor parte del alcohol que tomamos para que sea eliminado del cuerpo, pero durante esta labor de se pueden generar sustancias dañinas. Estas sustancias pueden dañar las células del hígado, provocar inflamación y debilitar las defensas naturales del cuerpo. Cuanto más alcohol usted bebe, más daña su hígado. La enfermedad del hígado graso por alcohol es la etapa más temprana de la enfermedad del hígado por el alcohol (o hepatopatía alcohólica). Las siguientes etapas son la hepatitis alcohólica y la cirrosis.

A parte de las buenas recomendaciones de los médicos, existe uno de los mejores cuidadores del hígado es el diente de león. Es un buen estimulante de la función hepática y biliar, siendo útil en aquellos casos en que se presente hepatitis o cirrosis. Por sus propiedades depurativas y hepatoprotectoras, el diente de león puede utilizarse para depurar la sangre de toxinas y proteger el hígado de una posible degeneración causada por intoxicación alimentaria o química. Frascos de 80 cápsulas disponibles en Casa 14 en calle 72 3 411-C x 41 y 43 Av. Reforma y en el pasaje “Pichetas”.

Mi correo es: victorhugo.moringa@gmail.com