Mérida, Yucatán; 15 de julio de 2019 (ACOM).- Con 15 votos en contra y nueve a favor, el Congreso de Yucatán rechazó de nueva cuenta la reforma constitucional que permitiría el matrimonio entre dos personas del mismo sexo en la entidad.

En una votación secreta, al igual que la sesión del 10 de abril pasado, la iniciativa no prosperó, ya que no alcanzó la mayoría calificada de las y los legisladores locales.

Previamente, grupos de activistas, tanto religiosos como en favor de los Derechos Humanos y de la comunidad LGBTI se enfrascaron en una serie de gritos, amenazas y señalamientos por sus diferencias y posiciones religiosas sociales. El Congreso del Estado vivió momentos de tensa calma debido a la falta de previsión de los legisladores de inhibir las posturas y criterios político religiosas de los grupos asistentes.

Más información en breve.