Mérida, Yucatán; 4 de marzo de 2019 (ACOM).- Para la diputada federal, Dulce María Sauri, el PRI se encuentra lastimado y adolorido, lo que hace necesario iniciar un profundo debate sobre el rumbo que deberá llevar para mantener el paso que ha sostenido en nueve décadas.

En el marco del 90 aniversario del PRI, la ex presidenta nacional del tricolor dijo que es un momento muy complejo para el país pero también para el sistema de partidos políticos.

“Después de la derrota del 2,000, nos tomó 12 años reagruparnos ante nuestro enemigo electoral más acérrimo, logramos hacerlo, regresar al poder y superar problemas. Ahora perdimos ante el viejo PRI, el de los años 70’s. Tenemos que definir hacia dónde llevaremos en los próximos 10 años a la institución”, sostuvo.

Sauri Riancho dijo que el saldo de 90 años del PRI es que México se convirtió en un gran país, en el que se impulsó un proceso transformador y donde la sociedad participó de ese esfuerzo con resultados buenos y no tan favorables.

“El PRI creció con un ADN reformista y gobiernista, ahora, los priistas deben discutir de qué manera se mantendrá este proceso. Quienes aspiren a dirigir al PRI deben proponer una plataforma que integre un proyecto moderno y transformador, que continué el proceso que inició en 1929, que mantenga vivo los ideales revolucionarios que dieron paso al crecimiento de una nación”, señaló.

Hizo notar que son momentos de definición y si el PRI trabajó para construir una plena democracia, debe ahora establecer sus prioridades de cara a las nuevas demandas de la sociedad mexicana y sus problemas.

«Los priístas están ahí, muchos de ellos lastimados, muchos de ellos olvidados. Hubo un voto de castigo, por ello es preciso la discusión a fondo de lo que se desea y busca para mantener la construcción del partido y con ello el seguimiento a los ideales revolucionarios», concluyó.